El machismo disfrazado de piropo al que hacen frente las divulgadoras científicas

Público.- Ataques al físico, paternatilismo y comentarios fuera de lugar, muchas veces en forma de halagos. Estas son algunas de las cuestiones del día a día de las mujeres que se dedican a publicar sus trabajos científicos en las redes sociales.

Si las redes sociales son un reflejo de la sociedad, también lo son del sexismo que existe en ella. Y en concreto se aprecia con claridad en la divulgación científica. Cuando una mujer desarrolla su carrera profesional en un campo como la ciencia –tradicionalmente ligada a los hombres– y lo expone en su canal de Youtube tiene que soportar críticas como “claro, aprovecha que es mona para conseguir seguidores” o “¿te pones escotes para que te den más likes“?

Estos comentarios se pueden leer en el canal de Carolina Jiménez, Ok Infografía. Jiménez es artista de efectos visuales especializada en Layout para cine internacional, tiene casi 24.000 suscriptores y sus vídeos han llegado a superar las 95.000 visitas. Y aun así tiene que hacer frente a este tipo de intervenciones cuando sube un nuevo trabajo o a que se ponga en duda sus conocimientos. “He visto cómo no se me ha tomado en serio, cómo se ha presupuesto que mi idea no era adecuada sin motivo aparente”, explica para Público. Incluso hay quienes se sorprenden si el contenido es bueno: “Cuando comparto un vídeo siempre hay algún hombre que me dice: ‘¡Ay! Qué bien que lo hayas explicado cómo realmente se hace’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *