El desconfinamiento, clave en los últimos asesinatos machistas: “Por desgracia, viviremos un repunte”

20 Minutos.-

El ministerio de Igualdad confirmó este miércoles como crímenes de violencia de género los asesinatos sucedidos en Santa Úrsula (Tenerife) y Palma de Mallorca, con lo que sumado a los otros dos de la última semana ya son 25 mujeres asesinadas en lo que va de año por este tipo de violencia.

La cifra global alcanza ya las 1.058 desde 2003, año en que se empezaron a recopilar datos. Sin embargo, las cifras de este año son considerablemente inferiores a las del mismo periodo del año pasado, que a estas alturas registraba 37 mujeres asesinadas, el confinamiento que hemos vivido a raíz del estado de alarma por el coronavirus ha sido determinante para ese dato.

Según el informe del Observatorio Estatal contra la Violencia de Género, en el primer trimestre del año, marcado por la crisis sanitaria, se produjo un descenso del 10% de denuncias por violencia de género. Sin embargo, el confinamiento no ha hecho que disminuya la violencia, solo que se silencie, ya que muchas mujeres han vivido confinadas junto a sus maltratadores en un lugar -el domicilio- donde se producen habitualmente las agresiones y donde se consuman tres de cada cuatro asesinatos.

Muestra de ello es que durante el estado de alarma las llamadas al 016 han aumentado en un 41,1% con respecto al mismo periodo de 2019 y las consultas telemáticas por correo electrónico han subido un 450,5%, según los datos del Ministerio de Igualdad. Entre el 14 de marzo, día que comenzó el confinamiento por el estado de alarma, y el 31 de mayo, el 016 recibió un total 20.732 llamadas frente a las 14.662 recibidas en el mismo periodo de 2019. Posteriormente, durante el desconfinamiento, las llamadas se han reducido, según reconoció esta semana la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell.

“Durante el confinamiento las tienen a su merced y pueden sobrevivir”

Es decir, durante el confinamiento se han producido más agresiones pero menos asesinatos, un dato que explica Gregorio Gómez Mata, secretario de la Asociación ALMA contra la Violencia de Género. “Es muy simple: durante el confinamiento las tienen a su merced y pueden sobrevivir“. El problema, dice, es cuando pueden salir.

Uno de los casos con los que se ha topado en la asociación es el de una mujer que ha vivido el confinamiento encerrada en una habitación sin poder ver a sus hijos. “¿Cómo denuncian si están encerradas sin poder salir?”, pregunta. Por eso, desde la asociación han intentado incentivar la denuncia de los vecinos. “Los pisos son de papel y todo el mundo escucha un grito y una discusión. La violencia de género no empieza con un asesinato, empieza así”.

Al igual que el 016 ha incrementado el número de llamadas recibidas, también lo ha hecho ALMA: “Hemos tenido 400 mujeres nuevas en 100 días y hemos recibido un repunte de consultas tanto de afectadas, como de familiares y allegados de entre 2.500 y 3.000”. En cambio, se ha reducido tras el desconfinamiento, cuando es más fácil salir a denunciar, un aspecto que influye, también, en el incremento de asesinatos, a juicio de Gómez.

La delegada del Gobierno advertía hace solo unos días de un más que probable “repunte” de violencia física debido a la sensación de pérdida de control de los agresores sobre la víctima y sus hijos, así como un un incremento de los quebrantamientos de condenas y de las órdenes de alejamiento, incluso de la violencia entre los jóvenes que no convivían “pero que ha existido violencia de control digital y nos conduce a un repunte de esa violencia física que se desencadena tras la pérdida de control del agresor una vez superado el confinamiento”.

Gómez comparte la previsión de la Delegación del Gobierno y va más allá: “Por desgracia, viviremos un repunte de asesinatos”, vaticina. “Cuando una mujer decide romper la relación o denuncia es el momento mas peligroso para ella, porque ya no sabes como va a reaccionar él. Cuando él ve que se le escapa, no sabes hasta dónde puede llegar”.

El Senado estudiará el impacto del confinamiento

El Senado analizará el impacto del confinamiento ha tenido en la violencia machista y evaluará los protocolos que se han puesto en marcha para proteger a las mujeres con el objetivo de determinar si han sido suficientes.

En los próximos meses de septiembre y octubre se celebrarán comparecencias de representantes del Gobierno central y de las comunidades autónomas en la Comisión Especial de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Informe del Senado sobre las Estrategias contra la Violencia de Género aprobadas en el marco del Pacto de Estado con el objetivo de hacer un diagnóstico del impacto del estado de alarma en la violencia de género y de la respuesta que se ha dado para hacerle frente.

La Comisión también ha encargado un informe sobre las circunstancias en las que han vivido las víctimas de violencia machista durante el confinamiento y si las medidas recogidas en el Pacto de Estado son suficientes o es necesario adoptar otras nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *