El Consejo Vasco de Víctimas propone llevar a las aulas a miembros de ETA arrepentidos

La Vanguardia.- Las instituciones vascas y las principales asociaciones han consensuado un documento en el que también se propone acabar con los recibimientos públicos

Las instituciones vascas y las principales asociaciones de víctimas del terrorismo han consensuado un documento en el que proponen medidas concretas para favorecer el reconocimiento y la reparación de las víctimas del terrorismo. Uno de los apartados del documento tiene que ver con la aportación educativa de las víctimas, un ámbito en el que como novedad se propone llevar a las aulas el testimonio de miembros de ETA arrepentidos y autocríticos.

El documento es producto de un trabajo realizado durante tres años, entre 2017 y 2020, y surgido a iniciativa del Gobierno Vasco. Para su elaboración, todas las personas integrantes del Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo trabajaron sobre documentos base en torno a los cuatro temas que están finalmente recogidos en el documento: reconocimiento y reparación de las víctimas del terrorismo; aportación educativa de las víctimas; víctimas y procesos de reflexión crítica sobre el pasado; y víctimas y procesos de diálogo entre diferentes.

 

 

El documento acordado es fruto de tres años de trabajo y surgió a iniciativa del Gobierno Vasco

Este miércoles el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha encabezado una sesión extraordinaria del Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo, y ha valorado el documento consensuado, “una aportación de especial valor añadido para mejorar las políticas públicas que debemos desarrollar conjuntamente la presente legislatura” en palabras del lehendakari.

El documento hace alusión a las víctimas de ETA y también a las del GAL o el Baallón Vasco-Español. El texto ha sido consensuado por diferentes instituciones y asociaciones de víctimas: como AVT, COVITE, ZAITU, ASERFAVITE, APAVT, el Foro de Asociaciones y otras fundaciones vascas creadas en relación con víctimas concretas del terrorismo.

En un primer apartado, el documento hace una valoración positiva en torno a la labor del Consejo Vasco de Participación de las Víctimas del Terrorismo, si bien señala que ha habido “importantes déficits” y que la tarea no ha finalizado

El texto hace alusión a las víctimas de ETA y también a las del GAL o el Batallón Vasco-Español

En cuanto a la aportación educativa de las víctimas, segundo de los ejes, el Consejo Vasco de Participación de las Víctimas del Terrorismo comparte la valoración positiva de la experiencia de los testimonios de las víctimas en la educación, que considera debería extenderse a otros ámbitos.

Es en este apartado en el que considera interesante “valorar la posibilidad de contar con testimonios de personas que ejercieron la violencia y con posterioridad han realizado una profunda reflexión autocrítica de su propio pasado y del recurso a la violencia con fines políticos”.

Asimismo, el documento reivindica el “derecho al completo esclarecimiento de lo ocurrido y a la justicia”, así como la necesidad de reconocer “el sufrimiento injusto padecido y el acceso a la reparación”. “Es necesaria una memoria basada en un relato veraz, que deslegitime claramente la violencia que han sufrido”, señala.

Finalmente, subraya la necesidad de “erradicar de manera urgente tanto la justificación de todo tipo de terrorismo como de los homenajes públicos a terroristas y la exaltación de sus símbolos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *