El «bullying» sin control: Uno de cada tres menores habría sido víctima en nuestro país

Confilegal.- AL MISMO TIEMPO AVANZA EL VISIONADO DE IMÁGENES SEXUALES Y EL SEXTING ENTRE ESTOS COLECTIVOS, SEGÚN UN INFORME DE LA UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO EN COLABORACIÓN CON INCIBE

Datos que invitan a la reflexión. Un estudio de la Universidad del País Vasco (UPV/EU), realizado en colaboración con el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) destaca como datos preocupantes, que uno de cada tres menores ha sido víctima de «bullying», que uno de cada cinco menores ha ejercido esta práctica en alguna de sus modalidades y que afecta más a las niñas que a los niños.

El visionado de imágenes sexuales y el «sexting» (envío de mensajes sexuales, eróticos o pornográficos) son otras de las prácticas que se están implantando en estos colectivos.

 Así, el 42% de chicas y chicos de entre 11 y 17 años han visto imágenes de carácter sexual y tres de cada diez menores han recibido mensajes de contenido sexual o «sexting».
 Una frecuencia que es mayor según aumenta la edad de los menores analizados.
 El citado estudio “Actividades, mediación, oportunidades y riesgos online de los menores en la era de la convergencia mediática” suscitó las intervenciones de Alberto Hernández, director general de INCIBE.
 También intervino Maialen Garmendia, investigadora principal del grupo EU Kids Online de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU); y Manuel Ransán, coordinador del área de menores en INCIBE.

Alberto Hernández destacó que “INCIBE, como entidad de referencia en ciberseguridad para menores y su entorno en España, y EU Kids Online colaboran en el proyecto europeo «Safer Internet Center Spain» (SIC-Spain) para apoyar aquellos servicios e iniciativas que ayudan a que Internet sea un sitio de confianza especialmente para niños, coordinados a nivel nacional por INCIBE a través de Internet Segura for Kids (IS4K)”.

Fruto de esta colaboración surgen sinergias como la realizada, en la que INCIBE aporta una serie de recomendaciones para aplicar en el entorno familiar y en los centros educativos, contribuyendo en la sensibilización y concienciación en torno a los menores y la seguridad en línea.

 Asimismo, el resultado de este informe es una investigación con recorrido en la última década, ya que da continuidad a informes previos y permite contribuir a las estadísticas a nivel europeo que se recopilan y presentan desde EU Kids Online.

Principales resultados del informe

Por su parte, Maialen Garmendia, investigadora de la UPV/EHU, repasó las principales conclusiones extraídas del estudio. Tanto niñas y niños, como adolescentes de entre 9 y 17 años, dedican la mayor parte del consumo online a comunicarse con sus familias y amistades (70%).

 Seguido del consumo de ocio (escuchar música, 63% o ver videoclips, 55%) y, a cierta distancia, la práctica de juegos online (46%) y realizar tareas escolares (43%).

La práctica de contactar online con desconocidos está significativamente extendida entre los menores de 9 a 17 años, algo que se incrementa en la medida que aumenta la edad del grupo.

Así, entre 11 y 12 años: uno de cada tres lo practica; de 12 a 13 años: son más de la mitad (53%) y 2 de cada tres jóvenes de entre 15 a 17 años lleva a cabo estos contactos. Es de destacar que el 83% se mostró satisfecha con estos encuentros.

Preocupan, asimismo, los contenidos negativos que ven con más frecuencia estos usuarios. En especial las chicas de estas edades destacan por una mayor exposición a contenidos de riesgo, frente a los chicos.

En este sentido, cabe destacar, por ejemplo, que el 45% de las chicas ven contenidos sobre cómo hacerse daño frente al 25% de los chicos.

 Seguido de contenidos sobre suicidio, delgadez extrema-anorexia-bulimia, mensajes de odio contra ciertos grupos de personas por razones de raza, religión o sexualidad o imágenes violentas.

Otro dato derivado de este informe es que los menores combinan diversas estrategias para afrontar las experiencias negativas: los amigos son la principal fuente de apoyo (70%) y también es importante la mediación de las madres y de los padres (46%).

En ocasiones intentan que la persona que les molesta les deje en paz (57%), la bloquean (56%), cambian su configuración de privacidad (24%) y, en menor medida, denuncian el problema (16%).

Por último, es de destacar que estos menores se caracterizan por su destreza en el uso de las nuevas tecnologías: instalación de aplicaciones, gestión de listas de contactos o discriminar la información que desean compartir.

Igualmente, el informe destaca otras habilidades como cambiar la configuración de privacidad de sus espacios online, saber guardar una imagen, creación, edición y publicación de videos, etc.

Por su parte, Manuel Ransán, coordinador en el área de menores de INCIBE, concluyó la presentación recordando los servicios y herramientas que INCIBE pone a disposición de padres y educadores para que la vida digital de los niños y adolescentes sea más segura.

Precisamente INCIBE, con el objetivo de fomentar un uso seguro y responsable de Internet y las tecnologías, y como servicio público, pone a disposición de ciudadanos, empresas y padres, menores y educadores, la Línea de Ayuda en Ciberseguridad, gratuita y confidencial.

A través del 900 116 117, un grupo de expertos en ciberseguridad atienden de lunes a domingo las consultas y preocupaciones de los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *