El Balón de Oro femenino no jugará el Mundial por la discriminación que existe en su país

El Correo.- Ada Hegerberg, delantera del Lyon que pugnará con el Barça por la Champions, «no quiere ser parte de este equipo» porque se mantienen las diferencias entre el fútbol masculino y el femenino noruego

No fue un órdago sino una decisión firme y coherente. Ada Hegerberg, actual Balón de Oro femenino, no jugará el Mundial de Francia de este verano (que se disputa del 7 de junio al 7 de julio) como había advertido desde hace meses. Noruega ofreció la lista para la cita mundialista y no figura la delantera del Olympique de Lyon, gigante europeo del fútbol femenino y que luchará por la Champions League con el Barcelona en Budapest el 18 de mayo. «Ada no quiere ser parte de este equipo», confirmó el seleccionador Martin Sjogren.

Es una decepción para los aficionados pero no una gran sorpresa ya que su decisión se forjó hace muchos meses. En 2017, y en un comunicado difundido a través de sus redes sociales, ya explicó su postura se quejó de la discriminación que existe en su país entre el fútbol masculino y el femenino, anunciando que no volvería a jugar con la selección si las cosas no se corregían. «El fútbol es el deporte más importante de Noruega para las niñas y lo ha sido durante años, pero las chicas no tienen las mismas oportunidades que los chicos. Noruega tiene un gran pasado en el fútbol femenino, pero ahora es más difícil», aseguró.

Pese a que meses después de su decisión la Federación Noruega de Fútbol y el sindicato de futbolistas de ese país firmaron un histórico acuerdo para que haya igualdad de salario entre mujeres y hombres, que cedieran parte de sus beneficios comerciales a la nómina de sus compañeras, no ha cambiado su postura. «No es todo sobre el dinero. Se trata de la preparación, de actuar, del profesionalismo, puntos muy claros que les presenté directamente a ellos cuando tomé mi decisión.», reiteró en una entrevista con CNN a finales de 2018.

Y es que a juicio de Hegerberg, pese a ese acuerdo, no se han dado los pasos suficientes para que vuelva al grupo nórdico, que está en el grupo A del Mundial y se enfrentará en la fase de grupos a Francia, República de Corea y Nigeria. «Se lo que quiero y conozco mis valores, por lo tanto es fácil tomar decisiones difíciles cuando tu sabes cuáles son las ambiciones y cuáles son los valores que defiendes. Se trata de ser sincera contigo, ser tu misma», insiste la delantera que ya ha logrado 38 goles con su selección, que ganó el Mundial de 1995 y el Oro de Sidney 2000 aunque ahora está en el puesto número 12 del ránking FIFA. «Como técnico necesitas centrarte en las jugadoras que quieren ser parte de este equipo y Ada no quiere. Respetamos su decisión y trabajamos duro con las otras jugadoras que han hecho un excelente trabajo», detalló Sjogren, que ya tenía asumida la ausencia de la mejor futbolista del planeta.

Momento machista en la gala del Balón de Oro

Hegerberg, que el 10 de julio cumplirá 24 años, es un referente en la lucha por la igualdad en el fútbol femenino. Pese a que es la mejor pagada del mundo, según desveló France Football, su sueldo con el club (unos 400.000 euros) es una cifra alejada de lo que reciben las estrellas del fútbol masculino. No sólo Leo Messi, Cristiano Ronaldo o Neymar ya que hay varios jugadores de la Premier League cobran en una semana el salario de la noruega en todo un año.

La delantera del Lyon, que ya ha ganado tres ‘orejonas’ europeas gracias a su acierto anotador, ya vivió un incidente sexista en la gala del Balón de Oro en la que fue premiada como mejor futbolista del mundo en 2018, galardón que por primera vez entregaba France Football, después de una campaña en la que hizo doblete: Ligue 1 y Champions League. Sucedió apenas unos instantes después de que hubiese realizado un emotivo discurso. «Es muy importante que se haya creado una categoría para las mujeres en el Balón de Oro, por eso quiero acabar con un mensaje a todas las jóvenes: creed en vosotras, no paréis nunca».

Pero entonces Martin Solveig, un DJ y productor que ejerció de conductor de la gala en el Grand Palais de París, realizó pregunta sorprendente en plena gala. «¿Puedes hacer twerking?», le preguntó, mientras la noruega torcía el gesto, respondía con un monosílabo sorprendida dudando si abandonar el escenario.

No lo hizo y tras la intervención de David Ginola, el mítico ex futbolista francés que hacía de presentador del evento, aceptó bailar un tema de Frank Sinatra junto a Solveig.

Unos minutos después de que hubiese finalizado la gala y ante la repercusión que causaron sus palabras, Solveig colgó un vídeo en las redes sociales pidiendo, de una manera tibia, disculpas a Hegerberg. «Estoy un poco sorprendido y asombrado con lo que estoy leyendo en Internet. Por supuesto que no quería ofender a nadie. Fue un chiste, probablemente uno malo. Quiero disculparme si ofendí a alguien se sintió ofendido. Lo siento», lamentó antes de poner una foto para aclarar que la jugadora entendió que era una broma y aceptaba las disculpas.

«Me dio la mano y me dijo que estaba muy triste por cómo habían salido las cosas en el escenario. Sabía que era una broma y no lo consideré como ningún tipo de acoso», aclaró entonces la futbolista que en 2015, en un hecho histórico, recibió el premio al mejor futbolista de Noruega. Fue 20 años de que en 1995 lo recibiera otra mujer, Hege Riise, decisiva en el Mundial obtenido por la selección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *