Dos mujeres atravesarán Irán en bicicleta para reivindicar la igualdad de género

La Vanguardia.- El país tiene prohibido a las mujeres subir en este vehículo a dos ruedas por resultar “insinuantes”

Algo tan simple como montar en bicicleta está prohibido en Irán. Eso sí, sólo para las mujeres. A esta conclusión llegó el pasado mes de mayo Ali Isfahani, el fiscal de Isfahan, provincia central del país. El jurista ordenó a la Policía advertir a las mujeres de esta nueva normativa y, si estas insisten, confiscar su carnet de identidad. En el caso de que no surtiera efecto, el castigo podría ser mayor.

Ruth Gómez Ruth Moll conocen esta ley. No obstante, están dispuestas a saltársela. Su objetivo es claro: reivindicar por la igualdad de género. Y, tal y como aseguran, no han encontrado mejor forma.

No es su primer reto. Conocidas como las Ruthis, estas dos deportistas ya subieron el Kilimanjaro hace poco menos de un año, Moll en bicicleta y Gómez corriendo. Ahora, su deseo no es otro que atravesar Irán sobre ruedas hasta llegar al monte Damavand, un volcán de 5.610 metros que tratarán de culminar. Allí no solos e enfrentarán a la altura, sino que, también, al cambiante clima. Y es que, en cuanto pasen los 5.000 metros, las temperaturas caerán en picado.

Tienen 44 y 45 años y, pese a reconocer que no se encuentran al mismo nivel que cuando competían hace veinte años, no se rinden. “El deporte es una necesidad, lo llevamos en la sangre”, han declarado a los medios. Y para hacer el reto mayor, lo harán solas. Eso sí, respetando sus normas de vestimenta y de comportamiento. “Eso es parte de la aventura, vamos a eso. Y por eso vamos las dos en solitario. No llevamos acompañantes y no los queremos. El reto es dos mujeres que van en bici por Irán”, declararon a EFE.

Tienen 44 y 45 años y, pese a reconocer que no se encuentran al mismo nivel que cuando competían hace veinte años, no se rinden. “El deporte es una necesidad, lo llevamos en la sangre”, han declarado a los medios. Y para hacer el reto mayor, lo harán solas. Eso sí, respetando sus normas de vestimenta y de comportamiento. “Eso es parte de la aventura, vamos a eso. Y por eso vamos las dos en solitario. No llevamos acompañantes y no los queremos. El reto es dos mujeres que van en bici por Irán”, declararon a EFE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *