Disney se mofa de sus propias princesas en la película ‘Ralph rompe Internet’

Fuente: La Vanguardia
Fecha: 14/06/2018

Cuando en noviembre de 2012 se estrenó ¡Rompe Ralph! en los cines, ya quedó claro que Disney iba a dar un importante giro argumental a sus futuras historias. El filme, que demostró adaptarse a los nuevos tiemposy ofreció un toque de modernidad, se convirtió en el mejor estreno de fin semana de una película de animación en el momento de su lanzamiento. Su notable éxito en diferentes países, animaron al estudio a crear una segunda parte, Ralph Rompe Internet , que se estrenará en España el próximo 5 de diciembre.

Este miércoles, algunos medios, entre los que se encontraba La Vanguardia, han podido ver en exclusiva algunas escenas del que promete ser, nuevamente, un éxito en taquilla. La historia vuelve a tener como protagonistas a Ralph (el villano de los videojuegos que se resiste a ser malo) y a su inseparable compañera Vanellope von Schweetz. Ambos tendrán que jugárselo todo en el emocionante e inexplorado mundo de Internet, lugar al que acuden para buscar un volante de repuesto que salve Sugar Rush, el videojuego del que sale la pequeña. Sin esta pieza, Vanellope podría verse totalmente perdida y en la calle.

Escena del filme de animación 'Ralph rompe Internet'

Para poder lograr su objetivo, la entrañable pareja necesitará la ayuda de los ciudadanos de Internet, los llamados ‘ciudanets’, pues únicamente ellos saben como desenvolverse en este peligroso universo. Entre ellos, se encuentra Yesss, una empresaria de Internet que es el algoritmo estrella y el alma de BuzzTube, la página web de moda del momento. “Yesss es, hasta la fecha, el personaje más glamuroso que ha salido del estudio”, ha asegurado el productor de la película, Clark Spencer, presente en el exclusivo evento.

El filme promete volver a romper esquemas y atraer “tanto a pequeños como a adultos”, tal y como ha asegurado Spencer, quien también formó parte del equipo de Zootropolis. De hecho, el filme contará con una de las escenas más feministas de la historia de Disney, pues, en ella, el propio estudio aprovecha para burlarse de sus míticas princesas. En la secuencia, aparece Vanellope rodeada de algunas de las famosas soberanas (Blancanieves, Cenicienta, Bella, Rapunzel…). Tras hablar un rato con ellas, la protagonista acaba descubriendo que no son tan pánfilas como ella pensaba en un inicio. Es más, todas ellas acaban accediendo a cambiar sus incómodos vestidos por ropa deportiva más confortable.

Pero no sólo el cambio de ropa es significativo. También lo son las preguntas que las propias princesas hacen a la pequeña para conocer qué tipo de princesa es ella. “Tienes pelo mágico?”, pregunta intimidante Rapunzel, “¿Manos mágicas?”, le sigue Elsa, “Los animales te hablan?”, pregunta una Cenicienta plagada de pájaros, “¿Has sido envenenada?”, continúa Blancanieves. “¿Maldecida?”, añaden Tiana y Aurora.“¿Secuestrada o esclavizada?”, insiste Bella.

“¡No! ¿Estáis bien? ¿Voy llamando a la Policía?”, contesta Vanellope a gritos. Pero, justo en ese momento, Rapunzel encuentra el punto que une a la niña con las princesas: “¿Todo el mundo da por hecho que tus problemas se solucionan cuando aparece un hombre grande y fuerte?”.

La autocrítica ha sido aplaudida por la mayoría de fans del estudio. No obstante, muchos han echado en falta a otras princesas, como Nala de El Rey León, Lady Marian de Robin Hood, Esmeralda de El jorobado de Notre Dame, Megara de Hércules o Leia de Star Wars. El estudio ha aclarado que para esta secuencia concreta sólo pensaron en personajes humanos, así que la compañera de Simba o Lady Marian quedarían totalmente descartada. La segunda condición era que pertenecieran a la realeza. Spencer, por su parte, ha insistido en que el equipo creativo ha hecho lo posible para que aparecieran un “grupo bastante significativo de princesas”. En el cásting original, sus dobladoras originales han vuelto a reunirse años después. “Fue realmente conmovedor”, ha asegurado Spencer.

Disney sabe que muchos de sus personajes más antiguos, pese a ser míticos, transmiten una idea estereotipada de la mujer e impactan negativamente entre las más jóvenes. En algunas de sus últimas historias como la de Brave, con una princesa valiente como Mérida, o este futuro estreno de Ralph rompe Internet, tratan de alejarse de la obsesión por encontrar al ansiado príncipe azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *