Discriminación y violencia, los ‘virus’ que afectan a menores migrantes en pandemia: ONU

Diario de Chiapas.- El representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Mark Manly, alertó que en México, los niños y adolescentes migrantes, refugiados o solicitantes de asilo y sus acompañantes son más vulnerables en la contingencia sanitaria.

Durante el conversatorio digital “Aplanemos la curva de la discriminación”, convocado por la Secretaría de Gobernación, el funcionario de la ONU explicó las causas de porque este sector se vuelve un grupo vulnerable.

“Hay riesgo real de xenofobia, violencia sexual, agresiones discriminatorias por venir de otro país, aunque ellas y ellos se encuentren en México porque huyeron de violencia y persecución”, señaló.

Manly hizo un llamado a autoridades y organismos internacionales para estar atentos a posibles casos de discriminación en salud y acceso a programas de educación a distancia, aunque reconoció que en el caso de México existe una legislación actual en materia de salud pública que obliga a la atención en esa materia a extranjeros. Esto, agregó, hace menos preocupante la atención a menores migrantes en nuestro país que en otros lugares del mundo.

En el encuentro virtual conducido por la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) y la Dirección General de Asuntos Religiosos, autoridades y personas expertas en la materia plantearon que son necesarias políticas públicas que garanticen el acceso a derechos de manera igualitaria a los menores durante el confinamiento derivado de las medidas sanitarias por el coronavirus covid-19.

Los participantes indicaron que la incertidumbre y el desempleo derivado de la pandemia incrementa los riesgos para la niñez y la adolescencia, en especial de grupos en mayor situación de vulnerabilidad, por lo que las autoridades deben garantizar sus derechos a la salud, seguridad y educación.

En su intervención, la presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Mónica Maccise Duahye, explicó que la pandemia por el covid-19 no es una enfermedad de ricos o pobres, sin embargo, sí causa efectos diferentes que dependen del contexto de desigualdad en el que se da.

“No todas las personas se pueden quedar en casa porque no tienen un empleo formal y tienen que salir a buscar su sustento, esto hace que estén en mayor riesgo”, destacó.

Sobre las particularidades vividas por niños y adolescentes en este contexto, la presidenta del Conapred mencionó que este sector de la población vive una nueva realidad en la que las familias y autoridades deben escucharlos y atender esa necesidad de comprender lo que sucede.

Mientras que, el coordinador de la Red de Investigación sobre Discriminación y académico, Jesús Rodríguez Zepeda, afirmó que efectos de la pandemia del covid-19, como el desempleo e incremento de la pobreza, han hecho más evidente la radical discriminación con que se vive en el país, que anula derechos con base en valoraciones negativas de grupos de población.

Asimismo, comentó que la discriminación genera dominación que, al incrementarse se hace más violenta y peligrosa en contra de este grupo y la pone en mayor vulnerabilidad.

“La obligación de las autoridades es encauzar políticas de intervención para que se reformen las relaciones de la sociedad con niñez y adolescencia de forma más positiva durante el autoconfinamiento derivado del covid-19 y el regreso a la nueva normalidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *