Día de las escritoras: una fecha necesaria para luchar contra el olvido de las mujeres en la literatura

El Mundo.- “Me atrevería a aventurar que Anónimo era a menudo una mujer”. Esta afirmación la escribió Virginia Wolf, autora de ‘Una habitación propia’. Muchas escritoras recurrieron a ese término para firmar sus creaciones literarias. Otras utilizaron un alias masculino. ‘Memorias de África’ la firmó un tal Isak Dinesen. La baronesa Karen Blixen optó por ocultar su género para publicar su biografía. J. K. Rowling, famosa por la saga de Harry Potter, jugó con la ambigüedad de su sexo al emplear sus iniciales.

Ser escritora nunca fue una tarea fácil como demuestran estos trucos que tuvieron que utilizar las autoras de siglos pasados para que sus textos vieran la luz. Ellas estaban relegadas a las tareas del hogar. Pero, a pesar de esas dificultades, sí existían mujeres que se dedicaban a escribir, con pluma, máquinas o ordenador, aunque sus nombres han sido ninguneados y no han trascendido. Para visibilizarlos y darles la importancia que merecen, la Biblioteca Nacional, en colaboración con la Asociación Clásicas y la Federación Española de Mujeres Directivas (FEDEPE), ha organizado el Día de las escritoras el próximo 19 de octubre. Una celebración que comenzó en el año 2016 y que coincide con la fecha más cercana a la festividad de Teresa de Jesús, una de las primeras literatas españolas.

Bajo el lema ‘El esfuerzo cotidiano de las mujeres’, esta edición pretende reivindicar la labor y el legado de las escritoras a lo largo de la historia. Para ello, ese día distintas personalidades de la cultura española leerán los 20 fragmentos de textos seleccionados por la comisaria Elvira Lindo de autoras españolas y iberoamericanas de distintas época. Entre los nombres que se reivindicaran este año destacan Rosalía de Castro, Concha Méndez, Victoria Durán, Gloria Fuertes Circe Maia, explican fuentes de la Biblioteca Nacional. En este caso, con motivo de la pandemia, el evento tendrá un aforo limitado, pero podrá seguirse en la página web de la institución. Además, el 24 de octubre tendrá lugar una Editatón, una jornada para crear, editar y mejorar artículos en Wikipedia, desde una perspectiva de género.

Aunque el saber no entiende de géneros, los ejemplares no viven ajenos al machismo de la sociedad. Faltan nombres femeninos en casi todos los géneros literarios. Son pocas la autoras que aparecen en los libros de texto, más allá de las conocidas Emilia Pardo Bazán o Rosalía de Castro. Otro ejemplo, de la escasez de autoras es el número de ganadoras del Premio Cervantes, el más importante de la lengua castellana. Tan solo cinco escritoras se han hecho con el galardón: María Zambrano (1988), Dulce María Loynaz (1992), Ana María Matute (2010), Elena Poniatowska (2012) e Ida Vitale (2018). Aunque sucede lo mismo con otros premios. Los Premios Nobel podrían llamarse los Nobel del Machismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *