Detenido el presunto asesino en serie de personas sin hogar

Aparece el cadáver de un cuarto indigente con un fuerte golpe de martillo en la cabeza

JOAN PLANES / MONTSE ESPANYOL. LA RAZÓN.- Ha vuelto a pasar. Apenas 72 horas después de que apareciera muerta una persona sin techo por herida de arma blanca, los Mossos d’Esquadra han encontrado esta noche el cuerpo sin vida de otro indigente. Según avanzó la Cadena Ser, habría recibido un fuerte golpe de martillo en la cabeza. Pero esta vez, con ayuda de vecinos, que vieron a un hombre huir con un martillo, los Mossos d’Esquadra han detenido a un joven que relacionan al menos con tres de las muertes violentas de indigentes.

El fuerte cerco montado entre Mossos y la Guardia Urbana ha dado sus frutos. Han ayudado diversos testigos, y las grabaciones de las cámaras de seguridad de la conselleria de Justicia, que está situada a escasos metros de donde se cometió el tercer asesinato. El cuarto crimen ha vuelto ocurrir en la misma zona del Eixample, cerca de la calle Sardenya.

Respecto al detenido, se trata de un joven de 35 años, de nacionalidad brasileña y que vive en una caravana en Valldoreix. De momento se desconoce el móvil de los crímenes y el motivo de que actuara en esa zona. Todo a la espera de que se confirme que es el asesino en serie. Según la investigación de los Mossos, podría tener “problemas mentales”.

El intendente jefe del Área de Investigación Criminal de los Mossos, Joan Carles de la Granja, ha asegurado que el presunto asesino actuaba con una “violencia desmedida y gratuita” dejando indefensa a la víctima. El intendente ha aseverado que dan por acabado este episodio concreto de muertes: “Estos homicidios en la vía pública a víctimas sin hogar se ha acabado”.

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha explicado que el cuerpo de Mossos ha dedicado muchos esfuerzos en este caso con un amplio dispositivo, ha felicitado a los investigadores y ha calificado el caso como “doloroso” por afectar a personas vulnerables como son el colectivo sin hogar.

En la criminología moderna, se habla de asesino en serie cuando alguien mata a un mínimo de tres personas en tres momentos diferentes entre sí. Por lo tanto ¿podemos estar delante de un asesino en serie que ataca a indigentes en tiempos de coronavirus? En criminología, existe el concepto de “copycat” que significa que un criminal imita lo que hace otro, que confundiría a los investigadores e iría en contra de la versión del asesino en serie.

Según informo Arrels, la fundación que ayuda a las personas que viven en la calle, la primera víctima tenía 60 años; la segunda, sólo 27 años, y esta última, también era muy joven, tenía 30 años. Los tres fallecieron en el Eixample. Se trata del cuarto homicidio desde el 19 de marzo. Esta última víctima ha muerto entre la calles Roselló y Sardenya, sobre la medianoche. Algunos testigos habrían visto a un hombre huir con un martillo en la mano. Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil han hecho una primer inspección para intentar encontrar a esta persona.

El caso están en manos de la División de Investigación Criminal de los Mossos d’Esquadra. La policía investiga si los cuatro casos, que han tenido lugar en el mismo distrito, el Eixample, tienen relación entre sí.

El primer homicidio tuvo lugar la noche del 18 al 19 de marzo a las puertas de un supermercado, en la calle Sardenya, en la confluencia con Aragón y Diagonal. La víctima tenía 60 años y era de nacionalidad española. La segunda víctima era un joven magrebí de 27 años que solía pernoctar en uno de los asentamientos que hay en el barrio de Fort Pienc. Fue asesinado a plena luz del día el pasado 16 de abril. A la tercera víctima la mataron en las puertas del Teatro Tívoli, la madrugada del 18 de abril, en la calle Caspe.

La policía dice que podria tratarse del mismo homicida porque el “modus operndi” es similar y porque los cuatro puntos están a una distancia relativamente corta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *