Denuncian una ‘granja de los horrores’ de gallinas ponedoras en Madrid

La Vanguardia.- Las gallinas viven hacinadas en jaulas, entre suciedad, algunas desplumadas y hay cadáveres junto a gallinas vivas

Este año desde La Vanguardia hemos informado de varias ‘granjas de los horrores’, sitios donde los animales viven en pésimas condiciones, entre mugre y a veces con maltrato por parte de los trabajadores de las instalaciones.

En agosto saltó a la luz la insalubre granja de patos que se criaban por el foie gras en el País Vasco francés. Un mes después nos horrorizaron las imágenes de unas instalaciones en Toledo donde trataban a golpes y patadas a las ovejas.

Por desgracia casos como este no dejan de aparecer y ahora la ONG Equalia ha destapado otro caso más. En este ocasión se trata de una granja de gallinas ponedoras en jaulas situada en la Comunidad de Madrid. “Un sistema de producción que resulta innecesariamente cruel para las aves, como queda patente en el reportaje hecho público”, explica la ONG.

En las estremecedoras imágenes se puede ver suciedad en la nave, hacinamiento extremo, gallinas desplumadas, algunas agonizantes y cadáveres junto a gallinas vivas dentro de las jaulas. La deficiencia en higiene es más que evidente: gallinas con larvas y huevos con ácaros. En el exterior, se aprecia una fosa repleta de residuos de todo tipo.

El evidente incumplimiento de las normas de higiene y salud ha llevado a Equalia a interponer una denuncia a la granja por varios posibles delitos e irregularidades administrativas.

El sistema de jaulas en el sector de la producción de huevos sigue siendo mayoritario en nuestro país. Concretamente el 77% de las gallinas ponedoras se crían con este sistema, según el censo oficial de la Organización interprofesional del huevo y sus productos (Inprovo). Esto supone más de 35 millones de aves.

Poco a poco la tendencia va cambiando y actualmente en torno al 23% de las gallinas de nuestro país se crían en sistemas alternativos. Una cifra que queda muy lejos de nuestros vecinos europeos. En Europa de media el 50% de las gallinas se crían fuera de jaulas. Incluso hay países como Suiza Luxemburgo y Austria que ya han prohibido la cría de gallinas ponedoras en jaulas.

“El sistema de producción en jaulas causa un innecesario sufrimiento a las aves. Las gallinas carecen de oportunidades para moverse con libertad y se les impide volar. Se supone que las jaulas reglamentarias tienen que incluir áreas de escarbado, pero la ley no especifica cómo de amplias han de ser, lo que en la práctica conlleva que con frecuencia sean mínimas. Solo en raras ocasiones se les proporciona material para escarbar”, explica Equalia.

La normativa europea de bienestar para animales destinados a consumo estipula que «la libertad de movimiento de un animal (…) no debe restringirse de forma que cause sufrimiento innecesario». También establece que «cuando un animal está continua o regularmente confinado, se le debe proporcionar el espacio apropiado para sus necesidades psicológicas y etológicas en concordancia con la experiencia acumulada y el conocimiento científico».

Equalia tiene en marcha la campaña ‘Equalia Huevos de Gallinas Libres de Jaulas’ con el objetivo de fomentar una transición del sector avícola hacia un sistema libre de jaulas. Un sistema que mejora los estándares de bienestar animal de las aves y se alinea con las medidas que ha tomado la UE para atajar los graves problemas de sostenibilidad, biodiversidad y medio ambiente que están afectando al planeta: De la Granja a la Mesa, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Pacto Verde.

Por parte de los consumidores parece que esta transición seria muy bienvenida y hay voluntad de contribuir al bienestar animal y a la sostenibilidad a través de los productos que consumen. Así, Inprovo (Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos) presentó un estudio en 2018 sobre actitudes y percepciones del consumo de huevos, que reflejaba que más del 54% de las personas encuestadas estarían dispuestas a pagar un incremento en el precio si se les garantizara un mayor bienestar de las gallinas.

“La industria alimentaria está evolucionando hacia una producción con mayores estándares de bienestar animal, que es lo que, cada vez más, demandan los consumidores y las consumidoras. La industria del huevo tiene que seguir esta tendencia y abandonar sistemas innecesarios y crueles, como ya están haciendo otros países de nuestro entorno”, explica María Villaluenga, portavoz de Equalia.

La industria del huevo tiene que seguir esta tendencia y abandonar sistemas innecesarios y crueles, como ya están haciendo otros países de nuestro entorno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *