Denunciado un profesor por atar y amordazar a un alumno con síndrome de Asperger

La Vanguardia.- La única medida que ha tomado hasta el momento la dirección del colegio es haber cambiado al docente a otro grupo

El Juzgado de Instrucción número 5 de Jerez tramita una denuncia presentada por E. B. C., madre de un niño de 12 años con síndrome de Asperger, por vejaciones y acoso de un profesor contra su hijo en el colegio concertado María Auxiliadora Salesianas Monte Alto de esa localidad gaditana, abusos que, según la denunciante, han provocado al menor graves episodios de ansiedad hasta el punto de llegar al intento de suicidio.

Según adelanta Público, E. B. C. presentó la denuncia el pasado 2 de abril tras tener conocimiento de unos hechos que se venían produciendo desde hacía meses durante las clases de música del curso de Primero de ESO en el que estudia su hijo, A., con una discapacidad superior al 40%. Aunque el niño, a causa de su síndrome de Asperger, no había llegado a verbalizar las vejaciones que sufría, al parecer la madre pudo conocer los hechos por los compañeros de su hijo, quienes los habían puesto en conocimiento de la dirección del colegio a través de un escrito.

La gerente de la Asociación Asperger Cádiz, Fátima Morales, organización de la que forma parte E. B. C, asegura que las vejaciones llegaron al extremo de que el profesor de música denunciado ató a este alumno a una silla con una cuerda durante una clase y le puso una cinta en la boca para que no se le oyera. En varias ocasiones, según Morales, le llamó “tonto” y otras veces “le hacía preguntas como quién prefería que se muriese, su madre o él, y cuando el chico defendía a su madre, claro, el profesor le contestaba que le iba a poner un parte disciplinario”.

Según el medio, la directora del colegio, María Luisa Guerrero, ha confirmado que recibieron la denuncia de la madre sobre estos hechos, que se ha abierto un “expediente informativo” interno para investigar y esclarecer lo sucedido, y que también se han tomado las “medidas oportunas” y adoptado los protocolos establecidos para este tipo de casos, aunque sin precisar cuáles han sido exactamente y en qué situación se encuentra ahora el profesor demandado.

La Asociación Asperger, sin embargo, asegura que la única medida que ha tomado hasta el momento la dirección del colegio es haber cambiado al profesor denunciado a otro grupo para que no siguiera dándole clases a este niño. “Dijeron que el caso había prescrito y que no había que hacer nada más, pero lo grave es que el niño se puede seguir encontrando a ese profesor por los pasillos, en el patio. Y eso le crea una ansiedad bestial”, señala Fátima Morales.

El abogado que se ha hecho cargo del caso, colaborador habitual de la Asociación Asperger, Germán Bernal, determina al medio que la primera medida de precaución que va a solicitar al juez es el alejamiento inmediato del profesor denunciado para que no siga impartiendo clases en el centro, para evitar que pueda entrar en contacto con un niño que por la discapacidad que tiene es “muy sensible” a este tipo de situaciones.

Según Público, la madre ya dispone de un informe de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil de Jerez y otro de una profesora de psiquiatría de la Universidad de Sevilla experta en el síndrome de Asperger, realizado el pasado mes de febrero, que revelan el estado de ansiedad que sufre el niño y la falta de autocontrol con riesgo suicida. Su abogado va a solicitar ahora que se le haga un tercer informe con el objetivo de determinar con precisión las consecuencias de las vejaciones denunciadas sufridas por el menor. Además solicitará que se incluya en las actuaciones el escrito que enviaron a la dirección del centro los compañeros de clase informando de las vejaciones del profesor.

Personal del servicio de Inspección educativa de la Delegación Territorial de Cádiz se reunió el pasado martes, 9 de abril, con los padres para abordar la denuncia que les había hecho llegar sobre su hijo. La inspección ha determinado que los hechos se produjeron en el primer trimestre del curso pasado y que, al no haberse registrado ninguna denuncia, el caso prescribió pasados seis meses por tratarse de un docente que se rige por el Estatuto de los Trabajadores y no por el régimen de funcionariado. No obstante, Educación asegura que estará “pendiente” de la evolución del procedimiento judicial que se ha abierto ahora tras la denuncia presentada por la madre en los juzgados.

La organización Asperger Andalucía ha solicitado una reunión urgente con el consejero de Educación, Javier Imbroda, para analizar este caso y exigir que se tomen medidas contundentes. Por su parte, la dirección del colegio donde imparte clases el profesor denunciado ha asegurado que está a disposición de la familia para colaborar en lo que necesiten, tal como ha hecho, dice, hasta ahora.

Por eso, para el presidente de Asperger Andalucía, Rafael Jorreto, el caso de Jerez es totalmente “indignante”. “Son niños –dice al medio- que suelen sufrir mucha marginación en los colegios, porque no tienen competencias sociales, no entienden los dobles sentidos, los chistes, y se quedan aislados. Necesitan mucho apoyo. Así que no podemos permitir que ocurran hechos como lo que ha sucedido en Jerez. Vamos a ir hasta el final. Vamos a por todas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *