Concierciar sobre el bullying es cosa de niños

Diario de Burgos.- El colegio de Fuentecillas gana el certamen de cortometrajes sobre seguridad digital en el ámbito educativo de la Junta de Castilla y León con un vídeo sobre el acoso en las redes sociales

Casi un 7% de los estudiantes españoles dice haber sufrido ciberacoso durante los últimos dos meses, una cifra que aumenta conforme los jóvenes entran en la adolescencia. El 42,6% de las chicas afirma haber sido víctima de algún tipo de violencia o acoso sexual online y el 75% de los jóvenes que sufre cyberbullying no lo cuenta.
Pero los datos no quedan ahí. Al menos dos estudiantes de cada clase sufren ciberacoso escolar en España y el 78% de los adolescentes que termina por suicidarse fue hostigado en la red, una intimidación que en muchos casos salta de la pantalla para llevarse a cabo en la vida real, implicando a uno de cada cinco niños en estos episodios.
Estas son las demoledoras cifras que aparecen en el vídeo Ya Basta con el que el colegio Fuentecillas ha ganado el concurso de cortometrajes del Plan de Seguridad y Confianza Digital en el ámbito educativo. «Estamos muy contentos», confirma César Santa Catalina, profesor e impulsor de la participación del centro en este proyecto de prevención del ciberacoso y promoción de la navegación segura que ha desarrollado la Junta de Castilla y León y que está dirigida principalmente a los nativos digitales, aquellos que han crecido con el progreso tecnológico, pero también a educadores y padres.
El colegio de Fuentecillas fue el primer centro educativo de Burgos que implantó las Tablets y los dispositivos digitales en el aula. «Ahora los niños meten una Tablet en la mochila como el que mete un estuche. Grabar un vídeo es una actividad más de tantas otras que realizamos y los padres lo han normalizado», confiesa César.
El uso constante de internet les beneficia en las innumerables ventajas que conlleva pero es importante también concienciar a los menores de los peligros que puede desentrañar el mundo tecnológico y adentrarles en la seguridad y educación digital.
Juan Palacín, Mario Izquierdo, Marcos Cuesta, Eros Ubierna y Enzo Rodero, «los cinco de Fuentecilla» como se les denomina cariñosamente, lo saben y no es la primera vez que participan en este proyecto de la Junta de Castilla y León para fomentar el uso seguro, crítico y responsable de las tecnologías. El pasado año fueron seleccionados para representar a la provincia en el certamen autonómico con un vídeo en el que denunciaban la pederastia y aunque no ganaron su mayor premio fue la acogida del público. «Estaban tan emocionados que lo subieron a las redes sociales. Se viralizó y llegó a todos los grupos de Whatsapp. En Burgos lo vio mucha gente. Este año han sido más cautelosos de no colgarlo en la red porque en el concurso pedían que fuera un vídeo inédito pero aún así la acogida es tremenda y los chavales están encantados».
Son amigos y eso se ha notado a la hora de trabajar. Tienen entre 11 y 12 años pero su entrega y compromiso con el proyecto les ha llevado a sacar horas extras incluso de los recreos y a seguir dedicando tiempo en casa para grabar y perfeccionar su técnica. «Este año han sido totalmente autónomos, mi papel como profesor se ha ceñido a la supervisión y a que cumplieran con los requisitos del concurso. Grabarlo ha sido muy divertido para ellos pero además te das cuenta de cómo hacen el proceso de creación con los diálogos y la utilización de los programas de edición. Todo de manera muy profesional».
César Santa Catalina es además desde hace tres años maestro colaborador de Integración de las Tecnologías de la Información, Comunicación y Aprendizaje en los centros educativos y Estrategia Red XXI en Burgos y afirma que es un logro quedar seleccionado ya no una sino dos veces de toda la región, más aún cuando es una de las provincias que más participa activamente en este programa por número de colegios y vídeos que mandan al Área de Programas Educativos de la Diputación. «Estar dos años a ese nivel es un reconocimiento enorme a su trabajo, más allá del premio físico».
Un galardón que a día de hoy todavía no saben cuál es, ya que la entrega de premios, que se debió de realizar en el mes de mayo en la Jornada Autonómica TICyL en la Feria de Muestras de Valladolid, ha quedado pospuesta para su celebración en los próximos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *