Chicos y chicas con falda en el instituto: la iniciativa para acabar con estereotipos que derivan en acoso escolar

Atresmedia.- Cualquier niño puede terminar siendo víctima del acoso escolar, pero si es un niño trans las posibilidades se multiplican. Que un chico vaya con falda a una clase acaba con insultos y hasta golpes. Muchos adolescentes han querido reivindicar el derecho a ser distinto vistiendo una falda en el instituto.

Decenas de centros educativos se han llenado de vuelo de volantes de ellas y de ellos: cientos de jóvenes han acudido a los institutos vistiendo falda siguiendo el movimiento que se ha generado en la red social más de moda entre los adolescentes.

El objetivo es concienciar de que la ropa no tiene género y que una falda no es más un trozo de tela como otro cualquiera. La idea nació después de que un joven de Bilbao fuera rechazado por ponerse falda un día para ir a clase porque le apetecía.

“Me interrumpieron una clase de mates para ir al psicólogo. Allí me preguntaron todo el rato si me sentía mujer, les he dicho que no me pongo ningún género y si me tengo que poner soy tio”, ha explicado en un vídeo en redes sociales.

Tras contar su experiencia la respuesta viral se ha extendido por toda España e incluso ha contado con el apoyo de profesores: los jóvenes reivindican que nadie debe sufrir rechazo o acoso escolar por su apariciencia o por su condición sexual.

Es lo que le ocurrió a Lucas, víctima de acoso escolar. “Tuve agresiones físicas diarias, he sufrido mucho acoso con ataques muy fuertes hasta de profesores, me sacaban de las clases y me decían que era mi culpa”, explica.

Hoy día internacional contra el acoso en las aulas, colectivos LGTBI recuerdan lo importante que es la educación en la diversidad desde los primeros cursos. “Es precisamente en esas etapas donde los niños, niñas y niñes empiezan a desarrollar su personalidad, empiezan a desarrollar los casos que luego nos llevan al acoso posterior”, señala Santiago Rivero, vicepresidente de COGAM.

Desde esta organización aplauden iniciativas como la de llevar falda al instituto que pretenden acabar con los estereotipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *