Boicotean un curso on line de la Junta sobre violencia machista bajo los seudónimos de «Franco» o «Hitler»

Ideal.- Decenas de trolls con nombres falsos provocaron la inestabilidad del sistema y obligaron a posponer la formación, destinada a dotar a los docentes en herramientas contra el machismo y la violencia de género, con comentarios como «iros a limpiar» o «poneos a trabajar».

Era un curso de cuatro sesiones organizado por el Centro de Educación del Profesorado de Cuevas-Olula. Su nombre es ya de por sí ilustrativo: «Masculinidades igualitarias como estrategia de prevención de la violencia de género». Esto es, una formación para que los profesores -principalmente- puedan adquirir herramientas que ayuden a erradicar una de las peores lacras sociales existentes a día de hoy en España, la violencia machista. Sin embargo, la formación, que se estrenaba ayer, no pudo ni tan siquiera terminar su primera sesión con normalidad.

Decenas de trolls (los usuarios de la red que intentan boicotear la conversación normalizada en internet con mensajes provocativos, ofensivos o fuera de lugar) entraron en la sesión digital en la que se estaba procediendo a la formación y en la que participaba casi un centenar de miembros de las comunidades educativas de la provincia de Almería. Y con comentarios como «iros a limpiar» o «poneos a trabajar» impidieron que la formación continuase como hasta ese momento.

«Fue a las siete de la tarde, cuando llevábamos aproximadamente una hora», relata la directora del CEP Cuevas-Olula, Isabel Rodríguez. «Entraron con nicks tipo Hitler y otros por el estilo y hackearon la sesión con comentarios», relataba. A «Hitler» se le sumó «Franco» u otros nombres de usuario «muy malsonantes y también sexuales», relata una docente asistente a la formación. «No paraban de entrar y salir. En la plataforma, cuando entra o sale un participante aparece una etiqueta. Y claro, así era imposible seguir la conversación porque se tapaba al ponente y había sonidos constantes», refería otro maestro matriculado en el curso. «Incluso lograron expulsar de la sala al formador», ampliaba un tercer maestro. «Es la primera vez que ocurre. Este año hemos tenido que hacer la formación on line por temas de la pandemia. Y no sabemos que haya ocurrido en otros centros», revelaba Rodríguez.

En esta ocasión, el CEP había programado la posibilidad de que la comunidad educativa participase parcialmente (en las sesiones 1 y 4) de la formación sobre igualdad a petición de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de la Provincia de Almería (Fapace). El colectivo de familias se había interesado en que los contenidos pudieran ser conocidos también por los progenitores que así lo desearan para utilizar las herramientas proporcionadas durante la crianza de sus pequeños.

La de ayer era la primera sesión, por lo que el enlace de acceso a la sala fue difundido no solo entre el personal de la Consejería de Educación matriculado en el evento, sino también entre un amplísimo número de personas de la comunidad educativa a la que se había abierto el curso. «Nosotros solemos hacer formación con familias también, no solo con docentes», aclaraba Isabel Rodríguez. «No sabemos dónde estuvo el origen. Decidimos cerrar la sesión cuando quedaban 15 minutos y se estableció que se daba por finalizada la ponencia», narra. «Desde el CEP estamos ajenos a lo que ocurrió ayer», subraya Rodríguez.

La formación, planificada a través de la plataforma digital Blackboard, estaba programada en el marco del II Plan Estratégico de Igualdad en la Educación, de la Consejería de Educación y Deportes, una guía que dicta a colegios e institutos una reglamentación básica para el desarrollo de políticas transversales de igualdad. Los centros del profesorado están conminados por este plan gubernamental a proporcionar formación a los docentes y a las familias en materias como modelos de diversidad familiar o de lucha contra la violencia de género, entre otros temas de claro interés público y social.

El curso sobre igualdad y contra la violencia de género, organizado por el CEP de Cuevas-Olula, iba dirigido al personal de los centros de toda la provincia de Almería y había pasado la aprobación de la comisión técnica de formación, en la que están representantes de la Consejería de Educación, pero también miembros del Instituto Andaluz de la Mujer y del Instituto Andaluz de la Juventud. Ellos vigilan que los contenidos se adapten a lo dispuesto en la normativa y que colaboren en la dirección que apunta el Plan Estratégico de Igualdad.

En el CEP dan por cerrado el entuerto y continuarán con el plan formativo tal y como estaba previsto. «Es un curso muy interesante», subrayan -de forma unánime- los docentes testigos del ‘trolleo’. «Es una pena, porque la ponencia estaba siendo muy gratificante».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *