‘Black Power’ literario

Fuente: El Mundo
Fecha: 27/03/2017

El racismo y la esclavitud no son temas nuevos para la literatura de Estados Unidos, pero se han convertido en una tendencia al alza en los últimos años. Y el hecho de que dos autores de raza negra con novelas a tono reciban dos de los premios literarios más prestigiosos del orbe en narrativa anglosajona, cuando preside la Casa Blanca un empresario de rubio tupé acusado de racista -cuando no de misógino- por sus detractores, parece algo más que una ironía.

Más bien supone una suerte de resistencia de la literatura, y de sus instancias legitimadoras, al paquete de prejuicios que flota en la sociedad americana de la brumosa era Trump. En concreto, se trata de Paul Beatty (Los Ángeles, 1962) galardonado con el Man Booker Prize 2016 por The Sellout, título original. Todo un acontecimiento si se tiene en cuenta que es la primera vez en la historia que se otorga a un americano el galardón británico -no así a un escritor de raza negra, porque también lo es el jamaicano Marlo James (1970) del año anterior por Breve historia de siete asesinatos (Malpaso). Y también se trata de Colson Whitehead (Nueva York, 1969), ganador del National Book Award y el Pulitzer el ficción por The Underground Railroad. Más notable aún porque ambos premios a la vez los ganaron sólo William Faulkner o Toni Morrison.

Ambas novelas ya tienen dueño en castellano. La primera la publicará también Malpaso el próximo 22 de mayo en versión de Íñigo García Ureta como El vendido. La cuarta novela de Paul Beatty es una historia sobre un joven negro del suburbio de su ciudad natal que comparece ante el Tribunal Supremo como el último caso, de una larguísima lista, de casos relacionados con la discriminación racial. Es un «libro difícil y difícil de leer», según el autor, «que destripa todos y cada uno de los tabúes sociales», según el jurado del Booker.

La de Whitehead, que Literatura Random House publicará en septiembre como El ferrocarril subterráneo con traducción de Cruz Rodríguez que ya a estas alturas es un best seller en su país, es la historia de Cora, una joven esclava de una plantación sureña abandonada por su madre y repudiada por la comunidad que decide huir hacia la libertad. La vuelta de tuerca viene del mismo título, porque el ferrocarril subterráneo era el nombre que recibía una organización clandestina en el siglo XIX que ayudada a los esclavos a escapar, pero que el neoyorquino convierte en su ficción en un tren real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *