‘Berlín’, la obra maestra de Jason Lutes sobre el ascenso del nazismo, por primera vez en edición integral

RTVE.- Aún hoy en día, después de haber visto y leído cientos de documentales, películas y libros, muchos nos seguimos preguntando cómo fue posible el ascenso del nazismo, la II Guerra Mundial y el Holocausto judío. Cómo fue posible llegar a ese extremo de crueldad humana. Una de la obras que mejor explica ese ascenso de Hitler y los nazis es la trilogía Berlín (Astiberri), el monumental cómic del guionista y dibujante Jason Lutes (Nueva Jersey, 1967), que invirtió 22 años de su vida en intentar entender el horror. El trabajo de toda una vida que ahora la editorial Astiberri publica, por primera vez, en un estupendo volumen: Berlín. Edición Integral.

Un cómic que está considerado una de las 10 mejores novelas gráficas de la historia en lengua inglesa y que ha ganado un montón de premios entre los que destacan cinco Eisner, dos Ignatz y un Harvey.

Una historia que debería ser lectura obligada en colegios, institutos y universidades, porque nos descubre lo frágiles que son las buenas intenciones del ser humano y cómo el odio irracional puede hacernos cometer los mayores crímenes. Un libro imprescindible en estos momentos en los que nos enfrentamos a las mayores crisis de la historia. Berlín nos demuestra que la respuesta a crisis como la del coronavirus, nunca es el odio.

El imparable ascenso del nazismo

La trilogía Berlín (Ciudad de piedrasCiudad de humo y Ciudad de luz) narra la caída de la república de Weimar y el ascenso imparable del nazismo. Y lo hace a través de los ojos de la gente normal, de los habitantes del Berlín de aquellos difíciles años en que la población seguía arrastrando las consecuencias de la I Guerra Mundial: el hambre, la falta de trabajo, las luchas sindicales para mejorar las condiciones laborales, los enfrentamientos entre comunistas y nacionalsocialistas, y entre judíos y gentiles.

Una época en la que esa impotencia para conseguir una vida mejor se canalizó a través del odio, del odio a los judíos. En la que los sueños de prosperidad de una ciudad y sus gentes, se convirtieron en pesadillas. Y es que, en época de crisis siempre intentamos buscar a alguien a quien echar la culpa de nuestras desgracias

Los protagonistas

La historia comienza en septiembre de 1928, cuando el periodista Kurt Severing y la estudiante de arte de una familia bien, Marthe Müller, se conocen en un tren que va a Berlín y acaban enamorándose en la que, por aquel entonces era la ciudad con más cultura y arte de Europa, solo por detrás de París. Y también con una de las vidas nocturnas más ajetreadas.

Pero también era una ciudad castigada por el paro, la pobreza y los abusos de los empresarios. Unos hechos que desembocarían en la matanza del 1 de mayo de 1929, cuando la policía asesinó a 25 manifestantes (en aquella época se prohibían las manifestaciones). Un hecho que es fundamental en esta historia.

A través de las vivencias de estos dos protagonistas, de sus encuentros y desencuentros, y de otros personajes que los rodean (desde los burgueses más adinerados a los pobres que intentan sobrevivir en las calles), Lutes consigue hacer un acertado retrato de la sociedad de aquella época y de su lucha por salir de la crisis. De las grandes fiestas nocturnas de Berlín, de la libertad sexual de los años 20 y 30, de gran momento cultural y del progreso tecnológico (aunque pronto esa tecnología se usaría con fines bélicos).

El creciente odio hacia los judíos

Al mismo tiempo también nos muestra los conflictos entre comunistas y nacionalsocialistas y el creciente odio hacia los judíos (a los niños les decían que tenían cuernos). Y cómo ese odio dividió a las propias familias, entre los que siguieron las ideas de Hitler y los que no.

Así conoceremos a una madre que se queda sola con dos hijos y se une al movimiento obrero en busca de una oportunidad de futuro para su familia. A su hija Silvia, que deberá madurar prematuramente tras un hecho brutal. A una familia de judíos que intenta ayudar a la gente y que pronto será la que necesite ayuda. A un grupo de jazz norteamericano que triunfará en las agitadas noches berlinesas antes de ese odio creciente…

Lutes combina estos personajes ficticios con otros históricos como el propio Hitler o el editor Carl von Ossietzky, uno de los pocos en oponerse abiertamente al nazismo. Pagó por ello muchos años de cárcel y en 1935, siendo recluso del campo de concentración de Esterwegen, recibió el Premio Nobel de la Paz, lo que llevó al gobierno de Hitler a prohibir a todos los alemanes que aceptasen ese premio en el futuro.

Algunos de nuestros protagonistas verán venir el desastre, aunque nadie podía prever hasta donde llegaría el horror. Pero muchos otros alemanes abrazaron la política de Hitler con la esperanza de que los llevaría a un futuro mejor, sin sospechar el coste. En definitiva, la transformación de Berlín de una metrópolis liberal a un baluarte del fascismo. De la esperanza, al mayor holocausto de la historia de la humanidad.

Hacia el final de la historia, la mayoría de los habitantes de la ciudad seguirá con su vida normal sin percatarse de la amenaza que se cierne sobre ellos. Mientras tanto, el periodista Kurt Severing y la artista Marthe Müller verán con horror cómo su sociedad comienza un vertiginoso descenso al extremismo.

Hitler es capaz de canalizar esa desesperación hacia el odio. Un odio que le dará el poder… el poder sobre la vida y la muerte.

Destacar la forma de Lutes de narrar el ascenso del nazismo y la transformación de todo un pueblo, por el odio, ejemplificado en un niño alistado a las juventudes hitlerianas, que es capaz de amenazar a su hermana con un cuchillo. Enfrente, en un montaje paralelo, la desesperación del periodista protagonista que comprueba que, esta vez, la pluma liberal no logrará derrotar a la espada nacionalsocialista.

22 años buscando respuestas

Jason Lutes confiesa que esta historia nació después de ver un video en clase de historia sobre los campos de concentración: “La imagen que se me quedó grabada fue la de un bulldozer empujando pilas de cuerpos, pilas de cadáveres demacrados dentro de las fosas”, y desde entonces ha tratado de darle un sentido.

Más de una década después, cuando ya había empezado a dibujar Berlín, se dio cuenta de que había canalizado su obsesión hacia la ciudad. Quería entender qué ocurrió antes del desastre: “Es el periodo antes de que estalle la tormenta y se desate el infierno”.

Así nació Berlín, hace 22 años. Una historia que está considerada como el trabajo de ficción histórico más ambicioso realizado en el campo de la novela gráfica.

Lutes se documentó profusamente durante más de dos años y comenzó a publicar Berlín, de forma serializada, en 1996. En 2005 fue elegida como una de las 10 mejores novelas gráficas de todos los tiempos por la revista TimeHa ganado cinco premios Eisner, dos Ignatz y un Harvey.

24 años después, seguimos sin comprender cómo hubo seres humanos capaces de aquellos horrores, aunque gracias a Lutes entendemos un poco mejor las circunstancias que rodearon al ascenso de Hitler. Por eso obras como estas son fundamentales para intentar impedir que cometamos los mismos errores.

Os dejamos con una joyita del archivo de rtve.es, un reportaje de Miradas 2 sobre el 23 Salón del cómic de Barcelona en el que entrevistaron a Jason Lutes, que anunciaba que el tercer tomo de Berlín saldría ¡en 2010! Para que comprobéis lo en serio que se ha tomado esta monumental obra. Lo importante es que la espera mereció la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *