Berlín abordará el racismo en la sociedad, tras los chats neonazis policiales

El Diario.es.-  El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, impulsará un estudio sobre el racismo presente en la sociedad alemana, en medio del revuelo causado por unos chats de contenidos neonazis entre las fuerzas policiales.

Seehofer, de la conservadora Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), rechaza que se lleve a cabo un estudio “basado exclusivamente en acusaciones de racismo estructural en la policía”, indicó, en declaraciones al dominical del popular diario “Bild”.

En lugar de eso, anuncia un análisis “general” sobre el racismo presente en todos los estratos de la sociedad alemana, prosigue el ministro.

La suspensión de servicio de treinta agentes del estado federado de Renania del Norte-Westfalia (oeste) por participar en chats de grupos neonazis generó una fuerte controversia en Alemania a propósito del supuesto racismo en las filas policiales.

Las autoridades renanas calificaron de “vergüenza policial” la existencia de estos chats e indicaron que no debe analizarse ya como “casos aislados”. A estas revelaciones han seguido investigaciones sobre agentes de otras partes del país, aunque en menor dimensión.

El caso de esos policías renanos, que compartían imágenes de Adolf Hitler, simbología nazi y también recreaciones de un refugiado ante una cámara de gas, sucede a escándalos recientes relacionados con redes ultraderechistas en los cuerpos de seguridad.

El jefe del Departamento Federal de la Policía alemana (BKA), Holger Münch, instó esta semana a un esclarecimiento en todo el país, al tiempo que reclamaba que se sancione con toda severidad estos comportamientos.

Münch recordó que en los últimos tres años se han revelado seis casos de tendencias ultraderechistas en el cuerpo policial y en distintos estados federados.

En cinco casos se apartó a los implicados de sus puestos, mientras que en otro se interpusieron “medidas de orden laboral”.

Estas revelaciones han puesto bajo presión a Seehofer, quien rechaza un estudio sobre estos comportamientos en la policía, tal como exige el co-gubernamental Partido Socialdemócrata (SPD).

Seehofer considera que tal estudio podría menoscabar la credibilidad del cuerpo y argumenta que la policía está ahora mismo sobresaturada, en parte por las nuevas situaciones de seguridad creadas por la pandemia.

Los ataques y hostilidad hacia los agentes han ido en aumento, sea en manifestaciones de los contrarios a las restricciones por la COVID-19 o entre la izquierda radical y otros grupos políticos.

SECUENCIA DE CASOS “AISLADOS”

El caso de los chats neonazis en la policía renana sigue al de las amenazas contra políticos izquierdistas y otras personas de la vida pública lanzadas desde ordenadores policiales en el estado de Hesse (oeste). Iban firmados con la sigla “NSU 2.0”, alusivas al grupúsculo neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), autor de los asesinatos de nueve inmigrantes y una agente de la policía.

En Baviera (sur) se localizó un grupo de chats policiales que propagaban consignas islamófobas, mientras que en el vecino estado de Baden-Württemberg se abrieron diligencias contra siete policías que asimismo intercambiaban mensajes ultraderechistas en un chat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *