Archivada la causa contra los ocho maestros de La Seu acusados ​​de incitar al odio tras el 1-O

Fiente: La Vanguardia
Fecha: 13/06/2018

La Audiencia de Lleida argumenta que los comentarios “desafortunados” o “algún incidente aislado” no pueden considerarse constitutivos de delito

La Audiencia de Lleida ha acordado este miércoles el sobreseimiento de la causa penal contra los ocho profesores de La Seu d’Urgell que fueron acusados ​​de un delito de incitación al odio por el tratamiento que hicieron en clase los hechos del 1-O. El auto del tribunal provincial concluye que los hechos denunciados no son constitutivos del delito que se imputaba a los docentes.

El pasado mes de febrero, el titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu ya archivó provisionalmente la causa penal contra seis de los ocho maestros y mantuvo abiertas las diligencias a dos profesoras de Primaria del colegio Mossèn Albert Vives de la localidad pirenaica, al que ahora también se les ha archivado el caso. La investigación continuó, el pasado 11 de abril, con la realización de las pruebas periciales a dos de los cinco niños que presuntamente se vieron afectados por los comentarios de los docentes.

Según la Audiencia de Lleida, los comentarios “desafortunados” que se pudieran hacer después del 1-O o el hecho de que, incluso, se llegara a producir “algún incidente aislado” no pueden considerarse constitutivos de un delito de odio. Concretamente, concluye que: “no tienen que ver con una promoción directa o indirecta al odio, incitada desde el centro o sus docentes”.

En este sentido, considera que hay que valorar el contexto en que supuestamente se produjeron y detalla que hay que tener en cuenta que un día antes se registraron “graves incidentes” sin que estos “pudieran ser ajenos a los menores”. El auto también referencia a las investigaciones llevadas a cabo por el departamento de Ensenyament a raíz de los hechos, de las que explica que determinaron que la convivencia en las aulas era normal.

Además, también afirma que algunos padres de los menores que presuntamente se vieron afectados por los comentarios que denunciaron declararon que sus hijos “no tenían ningún problema con sus compañeros, ni con los profesores” y que iban a sus centros con total normalidad. Finalmente, también detalla que el informe que recoge los resultados de las pruebas periciales que se practicaron el pasado 11 de abril a dos menores “no dice lo contrario”.

La sala concluye, por tanto, que no se ha producido ningún delito de odio ya que este “requiere que exista un grupo discriminado o amenazado” y que, en todo caso, habría que contextualizar los hechos como una “extralimitación” en el derecho de la libertad de expresión. Por este motivo, ha acordado el sobreseimiento libre para los ocho profesores acusados, los cuales, en su declaración, negaron los hechos.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de las denuncias presentadas por algunos padres de alumnos de la escuela Albert Vives de La Seu d’Urgell, que dijeron que sus hijos habían escuchado en clase que “la Guardia civil es mala “o que” los Mossos defendían a la gente “. La dirección general de la Guardia Civil decidió comprobar si estos hechos se habían producido en otros centros educativos de la capital alturgellenca, como La Salle o Pau Claris. Según fuentes fiscales, la decisión de la Audiencia se puede recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, extremo que por el momento la Fiscalía de Lleida está valorando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *