Alumnas de Filosofía, contra el machismo de un profesor y la pasividad de la Universitat de València

El Periódico.- Las estudiantes se encerraron y empapelaron la Facultad tras ver como su queja era silenciada durante meses

“Normal que estornudes, anoche ibas muy fresca” es una de las frases que las estudiantes aseguran haber escuchado

La Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universitat de València continúa empapelada y sus alumnas en pie de guerra desde el pasado miércoles cuando decidieron encerrarse y colocar diversas pancartas y carteles para denunciar un posible caso de acoso sexual por parte de un profesor pero también la pasividad de la institución. Todo, con el objetivo de “visualizar y acabar con sus actitudes patriarcales y machistas”.

Según han relatado estos días en la cuenta de Twitter ‘Alumnat UV’ (@alumnat), el curso pasado presentaron una queja en el buzón para este tipo de situaciones que tiene habilitada la UV. Acusaban a uno de sus profesores de decir en clase frases como  “Cómo me pone tu voz”; “Normal que estornudes, anoche ibas muy fresca” y “No hace falta que te enrolles en el examen, ya nos podemos enrollar después”. Con todas ellas han llenado de carteles la entrada y el suelo de la Facultad.

Su enfado se multuplicó cuando el profesor en cuestión apareció en un acto contra la violencia machista hace unos días y decidieron dar un paso adelante ante “el silencio e incompetencia ejercida por la institución y por sus responsables, entre ellos el rectorado”.

Ante la denuncia pública la Universidad les convocó a una reunión en la que, según un comunicado de la institución, les explicaron que se había advertido al profesor de que no podía volver a repetirse un comportamiento como el que se había denunciado y de que se le realizaría un seguimiento. Desde la Universidad se explicó que al ser una queja y no una denuncia no se podía hacer más.

Además, reiteraron su “objetivo de continuar luchando en la defensa de los valores de la igualdad, la diversidad y la calidad de la docencia, así como el respeto a la dignidad de las personas”.

Este grupo de alumnas dio este jueves su versión del encuentro, en el que aseguran que “el profesor implicado irrumpió junto con la Síndica de Greuges“. Según las estudiantes el profesor dijo frases como “si tan empoderadas estáis aprended a discernir lo que es una broma de lo que es delito” y les animó a denunciar a otros profesores que usan frases parecidas a las que les atribuyen.

La versión estudiantil señala que les dijeron que debían conformarse con las disculpas del profesor a lo que se negaron y ante lo que forzaron otra reunión con la Vicerrectora de Igualdad en la que según cuentan “quedó en evidencia el encubrimiento de la queja realizada por alumnas y alumnos” y que el mecanismo para presentarlas no funciona.

En este segundo comunicado afirman que se les aseguró que “se iban a llevar a cabo todos los procedimientos necesarios para dar solución a la problemática” y denuncian que “no es un caso aislado” por lo que presentaron cuatro objetivos para acabar con estas actitudes “enraizadas” que incluyen formación del profesorado y “reacción ante situaciones de acoso sexual”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *